Este pequeño cánido es uno de los principales aliados de cualquier rastreador, se encuentra en prácticamente el 100% del territorio peninsular y además no pasa desapercibido.



A priori no se debe desestimar ningún lugar de posible localización de sus rastros y esto incluye cualquier gran ciudad atravesada por un río o en sus afueras.

video
Zorro en el refugio La Marisica de Obón (Teruel)
 Zorro en un aparcamiento del Foix (Tarragona)
 Zorro en Canfránc estación (Huesca)
 Zorro cerca de Cubelles (Barcelona)
 Zorro al ladito de mi casa, Baronía del Mar, Bellvei (Tarragona)
Zorro en Mas Alba, Sitges (Barcelona)

Excrementos
Los excrementos son cilíndricos, más o menos uniformes, romo por un extremo y acabados en punta por el otro, suelen aparecen conformados por dos o tres cuerpos unidos.
Miden 1,5-2x10-12cms.
Son muy compactos, pero si ha comido insectos, restos de frutos o pelo se disgregan fácilmente y pueden adquirir cualquier forma, color y tamaño.





Pueden contener absolutamente de todo: huesos, insectos, restos de fruta, plumas, pelo, metales, condones...
Tienen un olor especial.
Depende de lo que ha comido puede ser: blanco si ha comido hueso, verde si uvas, rojo si escaramujo marrón, gris...

Con restos de uva...
 camariña...
 ...ciruela
...escaramujo
... o un condón


Ubicación
Esta es la principal característica de los excrementos de algunos carnívoros, entre ellos el zorro. Los ubican en lugares "llamativos" dentro o en las orillas de caminos, sendas, pequeñas carreteras, pasos obligados...

Una ubicación llamativa es cualquier lugar que llame la atención: sobre una piedra, tronco tumbado, murete de piedras o cemento, bote de plástico, bosta de vaca, excremento de perro, restos de alimentación, montículo... 

Bueno... a nosotros este bote nos parece basura... pero para el zorro es un punto fantástico de marcaje

Pero machos y hembras marcan de distinta forma, al igual que en los perros. Los machos los depositan en lugares elevados y las hembras en el suelo, esto se ve muy claro cuando hay lugares "elevados" para elegir, pero cuando no los hay ya no resulta tan fácil diferenciarlos.
 Hembra
Hembra
Macho
 Macho
 Macho

De todas formas la norma es que marca en cualquier lugar que le resulte llamativo.

 Como una lata de sardinas...
Utilizando una musaraña de referencia...
Y por supuesto en cadáveres de los que se alimentan

En alguna rara ocasión podemos ver el excremento y orina acompañándolo, pero esto solo lo veremos si es muy, muy reciente, excepto en la nieve.

Hay que tener cuidado por qué muchos perros también colocan sus excrementos en lugares llamativos, el contenido es una buena pista: la mayoría de los excrementos del can están compuesto de una pasta homogénea resultado de la comida comercial, en cualquier caso nunca encontraremos, como en los del zorro, restos de frutos silvestres o cultivados, insectos, aves o gran cantidad de pelo y huesos. Bueno el perro de algún pastor puede ser una excepción.


Y especial atención al lío que hay organizado con los excrementos del gato montés, muy similares en tamaño y forma, pero no en olor. El olor es una característica identificativa, otra es que el gato no come nada vegetal, a excepción de hierba para purgarse, pero un excremento compuesto 100% de materia animal puede pertenecer a cualquiera. Y por último la unión de los distintos cuerpos en los que se divide el excremento aparecen "embutidos" el uno en el siguiente en el caso del gato.




En un estudio de un grupo portugués entre excrementos de zorro y gato, al analizar el ADN resultó que un 53% de excrementos, previamente clasificados como gato, resultaron ser de zorro o perro.


El problema a la hora de localizar sus excrementos es que no todos los ejemplares marcan con sus excrementos y los que lo hacen no es de una forma homogénea en el tiempo, de tal forma que en un transecto se pueden recoger una docena de excrementos y un mes más tarde 1. Los animales siguen ahí, pero han dejado de marcar. Incluso en una zona marcan y a pocos kilómetros no.


Huellas 
Son prácticamente iguales a las de un perro del mismo tamaño, pero tanto en el perro como en el zorro la mano es más grande y redondeada que el pie. Por norma las huellas de un zorro son más alargadas que las de un perro, pero teniendo en cuenta la diferencia entre la mano y la pata, una pata de perro puede parecerse mucho a una mano de zorro.

Un detalle si está presente es determinante, las uñas, finas y en punta en el zorro y gruesas y romas en el perro, contando que algún zorro viejo no las tiene tan finas y alguna raza de perro tan gruesas.
Si el limo es muy fino y la humedad adecuada también se puede apreciar la marcas del abundante pelo entre las almohadillas.
Otro detalle importante se puede ver cuando podemos seguir un rastro de huellas a lo largo de una cierta distancia. Los perros suben, bajan, van y vienen, los zorros suelen llevar un camino directo.




Por supuesto marcan de otras formas también pero son imperceptibles para nosotros, al andar van dejando su olor y también usan la orina que sí que podemos llegar a percibir.
video
Se le aprecia brevemente levantando la pata y orinando en el tocón

Alimentación 
Aunque esté dentro de los carnívoros es un omnívoro y no duda en echarse a la boca cualquier cosa comestible que esté en el suelo, sobre él o por debajo. Es un especialista desenterrando topillos, pero también desentierra gusanos o nidos de culebra.
Aunque a simple vista las uñas de un zorro y un tejón no se parecen en nada esta diferencia no es fácil de apreciar en una escarbadura, una huella o un excremento depositado son la pista principal.

 Bosta de vaca revuelta en busca de escarabajos coprófagos
 Garza real predada
 Nido de culebra de escalera desenterrado
 Aquí había medio enterrado una rata
 En los tocones busca insectos xiófagos, aparte de los pícidos, el zorro, el tejón, el oso y seguro que el jabalí
En este protector intentaba acceder a un nido de avispas
Restos de una torcaz con la firma del autor
Cuando las aguas de una crecida se retiran muchos peces quedan fuera del cauce principal encerrados en charcas donde unas cuantas especies dan buena cuenta de tanta comida fácil. El zorro había dejado sus huellas.
Guaridas 
El zorro y la zorrera están, íntimamente ligados, pero esto es algo relativo. Estar metido en un agujero protege, pero también es un peligro, además el clima de las zonas cálidas permite encamar al aire libre, de tal forma que si hay un peligro se le detecta enseguida y permite la huida.

En momentos de frío se encamarán en las zorreras, si el invierno es benigno o viven en zonas donde no es posible excavar en el sustrato, por su dureza o por ser disgregable, arena por ejemplo, encaman entre vegetación espesa: cañaberales, zarzales, etc.




No se preocupa tanto como el tejón de esconder sus guaridas por lo que las zorreras excavadas son relativamente fáciles de localizar.

La boca mide unos 30cmts y la tierra expulsada del exterior aparece como un abanico en el exterior.

La zorrera en uso huele a zorro, también unas huellas entrando y saliendo nos indican su uso, pero en el momento que las telarañas o unas hierbas cierran la boca, es indicativo de su abandono, temporal, más tarde o más temprano alguien le dará uso.







De tal forma que varias bocas de una tejonera están siendo utilizadas por el tejón y otra por un zorro, En otros casos la tejonera es ocupada solo por el zorro. Si acaba de entrar y no ha escarbado, se observa el canalillo típico de las tejoneras, pero unas huellas nos indican que es el zorro el que está dentro. Pero si se ha puesto a excavar dentro de la tejonera al sacar las tierra fuera la deposita en abanico !!!tapando el canalillo que había hecho previamente el tejón!!!


Si hace ya tiempo que no se ha excavado en el interior la tierra que forma el abanico se va cubriendo de plantas, si está recién excavada la tierra aparece suelta y se aprecian las huellas del autor.
Por supuesto cualquier agujero es perfecto.
Muro de piedras (foto: José Sánchez Trullén)

Escarbaduras
Debajo de nuestros pies hay comida sean bulbos, gusanos, nidos de micromamíferos,... El problema es que esta fuente de alimentos es explotada por distintas especies. El rastro más llamativo es el del jabalí, pero el tejón escarba muchos en determinadas épocas y el zorro aunque menos también lo hace. Aparte están especies como el conejo que realizan escarbaduras a modo de marcaje. Cuando la escarbadura que encontramos es pequeña puede ser de cualquiera de los cuatro, pero cada uno tiene su propia forma de hacerlo, los detalles nos indican al autor.



video

Para más información de las actividades y productos de Muskari: